La burbuja Apple, la informática moderna y Black Mirror

0

Quién iba a pensar hace treinta años, cuando Apple y la informática como la conocemos hoy en día estaban prácticamente en pañales, que iba a surgir una de las mejores series de la historia de la televisión en torno al uso y abuso de las nuevas tecnologías en la sociedad del siglo XXI. Sí, amigos… ha llegado el momento de hablar de Black Mirror.

Gente a la que Apple y la informática han trastornado, en un capítulo de Black Mirror

No temáis por los spoilers, oh, infieles que aún no habéis visto ni un capítulo de ninguna de las tres temporadas; ni siquiera el especial de Navidad. No voy a dar detalles. Solamente quiero poner de relevancia lo necesaria que era una serie así en un mundo en que la gente vive en su burbuja Apple de la informática: con su Mac Pro, su iPhone 7, su iWatch o su Smart TV, sin ver más allá de las narices. Caminando por la calle sin sentir si hace sol o llueve, sin despegar los ojos de su pantallita.

Una serie que hace reflexionar, y mucho, a quienes no somos nativos digitales. A quienes hemos visto cómo nacía y crecía eso que conocemos como la red de redes. Esa generación que nos resistimos a abandonar del todo nuestro mundo analógico y miramos con estupor -y, en ocasiones, terror- cómo se relacionan los chavales -a veces, también, nuestros hijos-, en las redes sociales. Cómo buscan continuamente la aprobación del grupo con algo tan absurdo como un selfie con su iPhone en Instagram. Sentémonos todos a pensar en qué nos hemos convertido, y veamos Black Mirror con la generación millenial, que buena falta les hace.

Publicidad

fotograma de Hated in the Nation de Black Mirror

Tres capítulos de Black Mirror para pensar sobre la influencia de Apple y la informática

  1. Be rigth back (Ahora vuelvo). Pertenece a la segunda temporada de la serie y, sin querer estropeároslo, os diré que habla del rastro que dejamos en internet, principalmente a través de nuestros comentarios en facebook y twitter, y todo lo que el señor Google sabe de nosotros… Y lo que es más inquietante, ¿qué pasa con toda esa información cuando abandonamos este mundo? es decir, después de muertos…
  2. Nosedive (Caída en picado). Quizás, el capítulo de las tres temporadas más adecuado para ver con adolescentes obsesionados con sus Galaxy, con Apple y la informática y, sobre todo, con las redes sociales en las que solo buscan aparentar lo que no son. Es de la tercera temporada de la serie y provoca una terrible sensación de desazón pensar en lo cerca que estamos de lo que nos muestra. pero cerca, cerca. Deberían proyectarlo en los institutos.
  3. Hated in the Nation (odiado en el país). El colofón de la última temporada de la serie de Charlie Brooker, que se ha emitido y ha sido producida esta vez en Netflix, nos habla de un mundo dominado por la tecnología, en el que las abejas se han extinguido y han sido sustituidas por drones pequeñitos. Donde un hashtag en las redes sociales puede desatar el caos. También muy apto para que lo vean nuestros hijos y piensen en lo fácil que es hundir a alguien en internet sin necesidad de dar la cara. y no os cuento más que lo destripo.

En definitiva, una serie malrrollera como pocas, que te dejan mal cuerpo y ganas de tirar el iPhone por el WC. Si a alguno de vosotros se os ocurre semejante locura, os recomiendo un servicio técnico especializado en Apple, muy solvente, para reponer la tranquilidad en vuestras vidas 😉 Reflexionar es bueno, tirar el dinero, no.

 

Publicidad

Leave A Reply

Your email address will not be published.