Cómo montar un negocio en un pueblo costero. Unos asesores laborales en Peñíscola pueden ayudarte

0

Aunque no suelo hablar de temas tan técnicos como las leyes laborales, el régimen de trabajadores autónomos o la seguridad social -este blog es claramente más de esparcimiento que de trabajo…- , me gustaría recomendaros unos asesores laborales en Peñíscola, profesionales de confianza, que he conocido gracias a una anécdota que os voy a contar y que forma parte del día a día de muchas personas que deciden emprender por su cuenta y riesgo un negocio.

castillo de Peñíscola

Mi amiga Marta tenía un sueño: montar un negocio en un pueblo costero y quedarse allí a vivir, aprovechando los momentos de temporada alta de turistas (verano, Semana Santa, puentes…) y los viajes del Imserso. Buscaba un lugar tranquilo y con encanto que, aunque se llenase de gente en agosto, el resto del año resultase un lugar placentero para vivir. Nada de irse a Benidorm o Gandía. Y finalmente, encontró su lugar en Peñíscola. Concretamente, a los pies del castillo del Papa Luna, en una de esas callejuelas empedradas y empinadas que conforman el casco viejo de este encantador pueblo. Todo un sueño.

Abrir un negocio no es tarea fácil sin asesoramiento

Publicidad

Marta es experta en cocktails. Y su combinado estrella es la caipirinha. Tuvo la suerte de vivir en Brasil dos años y allí aprendió el oficio y la gastronomía popular. Así que, a la vuelta de su periplo por las américas, quiso abrir un pequeño local temático, especializado en cocktails y aperitivos al estilo brasileño. Encontró un buen traspaso, apenas tuvo que modificar el local y, una vez obtenidas las licencias correspondientes -cosa que hizo sola, sin ayuda profesional-, abrió las puertas de su bar de caipirinhas el pasado verano.

Como era temporada alta, no daba abasto poniendo copas, así que buscó ayuda y decidió poner a trabajar en el local a un brasileño recién llegado con el que tenía amigos comunes. Pero Marta cometió un grave error, su camarero brasileño empezó a trabajar antes de que ella hubiera tramitado su contrato, previa obtención del permiso de trabajo ya que no tenía papeles.

asesores laborales en Peñíscola asesorando a una emprendedora

Unos asesores laborales en Peñíscola solucionaron su problema

Mi amiga estaba corriendo un gran riesgo teniendo en su negocio a un sin papeles trabajando sin contrato ni permiso. Así que se dirigió a unos asesores laborales en Peñíscola, la asesoría Febrer Asesores, que la ayudaron con este y otros problemas de tipo legal y laboral que le surgieron más adelante. Y es que contar con apoyo profesional en estos casos marca la diferencia entre el éxito y el fracaso de un negocio. Porque su error podía haber tenido consecuencias fatales, como el cierre del local y la correspondiente multa. Ahora Marta está mucho más tranquila y su empresa va viento en popa. Si tú también estás en esta situación u otra similar y buscas unos asesores laborales en Peñíscola o alrededores, no dudes en contactar con Febrer.

Publicidad

Leave A Reply

Your email address will not be published.