Un detective privado con dudas existenciales

1

Antonio Banderas detective privado

Siempre que Antonio Banderas estrena peli, le hago un hueco especial en mi vida. La última recién estrenada en España es La partícula de Dios, en la que interpreta a un detective privado. Todo un acontecimiento en mi vida cotidiana ya que me declaro fan absoluta de Banderas y del cine negro, así que la cosa promete. Y es que mi devoción por el actor malagueño se remonta a mi infancia, cuando Antonio Banderas era como de la familia porque estaba casado con una muy buena amiga de mi hermana, que jamás se cansará de contar anécdotas de su alocada primera boda en plena década de los 80, a la que acudió. Después se fue a Hollywood, se enamoró de Melanie, se divorció y ya le perdimos la pista en casa, aunque yo seguí su carrera con detenimiento; carrera que, aunque irregular, ha ido dando sus frutos hasta convertirle en el respetado actor y director -no olvidemos esa deliciosa Locos en Alabama– que es ahora.

Atormentado detective privado

Publicidad

La particula de dios

En La Partícula de Dios, Banderas es un detective privado atormentado por sus dudas existenciales que hace una analogía con el Bosón de Higgs -conocida como “la partícula de Dios” y responsable del Big Bang-. Ned Cruz, que así se llama este detective privado, se pregunta qué hace él en Los Ángeles, entrometiéndose en las vidas ajenas, y le entra un enorme sentimiento de culpa. Así, la película trata un tema nunca antes visto en el cine: qué siente un detective privado realizando el trabajo que realiza y si realmente un detective privado ayuda a las personas o es un mercenario capaz de cualquier cosa por dinero, sobre todo en el mundo offline/online en que vivimos, donde se nos puede espiar hasta por whatsapp. Y como telón de fondo y base de la trama, el caso de un ruso enorme que busca a su novia desaparecida, al parecer de una belleza que corta la respiración. Desde luego, se masca la tragedia para este detective privado existencialista. Yo no me la pienso perder aunque solo sea por mi devoción infantil por Antonio Banderas.

Publicidad

1 Comment
  1. […] literatura y series que hablan de detectives privados, el personaje de Kalinda representa el cliché del detective clásico, a lo Philip Marlow: huraño, misterioso, mujeriego, bebedor y de pasado oscuro. Como los […]

Leave A Reply

Your email address will not be published.