Deer Park Dublín Hotel

Todas las leyendas que circulan sobre Irlanda son ciertas: por sus bosques corretean duendes y hadas, sus acantilados murmuran dolidos por las batallas que han soportado… Es lo que piensas cuando estás en Irlanda. Visitas lugares mágicos y emocionantes.

Si viajas a Dublín, en nuestra opinión deberías alojarte en un hotel fuera de la ciudad. Es la manera de vivir la cultura irlandesa. Las capitales europeas acaban pareciéndose unas a otras, pero basta alejarse un poco de ellas para sorprenderse con paisajes que ya no te suenan, que son propios de cada país. En el caso de Dublín: sus barrios obreros, sus paisajes cubiertos de verde y más verde, la costa infinita, los bosques…

El Hotel Deer Park está en la península de Howth, en la falda de una montaña que sube desde la costa. Es un hotel sencillo y muy bien acondicionado. Las habitaciones son muy amplias, las camas cómodas y las vistas… impresionantes: la bahía cuyo azul contrasta con el verde de una vegetación espesa que acoge 2 campos de golf y… el castillo de Howth, un castillo semiabandonado a dos pasos del hotel que alberga actualmente una escuela de cocina.

Castillo de Howth junto a los campos de golf, y al fondo el mar

Publicidad

Los aficionados al golf van a disfrutar como “enanos” en los campos de golf del Hotel Deer Park. Principalmente por la configuración de sus recorridos, entre bosques que van asomándote al mar. Y en segundo lugar por el tratamiento que se da al golf en este país, como un deporte popular: la gente queda a jugar al golf como en España se queda a jugar al tenis. Además hay un pitch and putt que te hace cruzar un bosquecillo varias veces, en el que casi apetece perderse…

El hotel, como punto de partida para visitar Dublín es perfecto, ya que tienes a un paso la estación de tren. Y si eres de los intrépidos que has alquilado un coche para conducir “al revés” puedes hacer excursiones por los pueblos de la costa (Bray, Dún Laoghaire…) o visitar parajes increíbles como Glendalough, con sus lagos y bosques de cuento. El Deer Park Hotel es también un confortable punto de llegada tras las jornadas turísticas… ya que dispone de spa y una excelente cocina. Recomendamos los desayunos irlandeses (para campeones), el café irlandés, la cerveza Guiness,… todo nos gustó.

Y vosotros, ¿sois más de alojaros en la ciudad o a cierta “distancia”?

Publicidad

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.