La felicidad o hacerse la pedicura en un centro de uñas

1

La felicidad existe, y se llama pedicura spa. Hace algunos años compaginé con mis estudios un trabajo de recepcionista en un centro de uñas y estética donde, para cumplir con los estándares de imagen del negocio, me hacían la manicura y la pedicura semanalmente. He de confesar que yo era la típica que se comía las uñas hasta el tuétano, que tenía el dedo índice amarillento de fumar, y los pies… de los pies mejor ni hablamos. Pero los caminos del Señor son inescrutables y gracias a ese trabajo aprendí a amar, sobre todo, los servicios de pedicura y belleza de pies. Que, lógicamente, uno dice: “belleza” y “pies” son palabras que no pueden ir juntas en la misma frase, pero nada más lejos de la realidad, porque bien tratados, los pies pueden ser bellos.

Descubre 10 consejos de belleza real

pies en la playa con la pedicura hecha

No debemos avergonzarnos de acudir a un centro de uñas para que nos realicen la pedicura, que es algo que a mucha gente le da apuro. Os aseguro que eso es porque no lo han probado. Sin ir más lejos, mi cuñado era de los que se reía de los hombres que acuden a centros de uñas hasta que lo probó en sus carnes, bueno en sus pies. Ahora es adicto y hasta tiene una cuenta en Instagram dedicada a selfies de pies. 

Publicidad

mujer haciéndose la pedicura en un centro de uñas

Busca un centro de uñas que haga pedicura spa con sillón relax

Cuando la palabra spa va implícita en un tratamiento parece que, solo de oírla, un escalofrío de placer nos recorre la espalda. Actualmente los centros de uñas ofrecen bellezas de pies que pueden incluir masaje, baño de parafina, aceites esenciales… y todo ello sentado cómodamente en un sillón relax, de esos que vibran y te masajean el cuerpo mientras te empapas de las noticias del corazón en esas revistas que solo lees en la peluquería o en casa de tu madre cuando vas a comer los domingos.

Llega el verano y tus pies han estado meses encerrados en calcetines y zapatos, están deseando respirar y lucir sandalias, que los mimes y los cuides como se merecen. Al fin y al cabo, son los que te llevan a todas partes. Hazles un regalo y prueba a pedir cita en un centro de uñas profesional y, si te animas, date el capricho completo con spa y sillón relax incluido, ¡no te prives de nada, que te lo has ganado! Luce pies descalzos como si fueras Shakira bailando el Waka Waka.

Publicidad

1 Comment
  1. […] deportivas, tacones… Y también cremas hidratantes, espuma para el pelo, maquillaje, un set de pedicura y manicura y mil pareos y […]

Leave A Reply

Your email address will not be published.