Orange is the New Black me tiene atrapada

1

Estoy atrapada con Orange is the New Black porque me identifico con su protagonista. No porque haya estado en la cárcel (no lo he estado, ¡por Tutatis!) sino porque si algo me llevara allí fliparía en colores como lo hace ella. Sí, quizás “flipar en colores” no sea la expresión más adecuada… Estaría aterrorizada, estupefacta sin saber cómo tratar a la colgada, la loca, la boyera, la peligrosa… (no os perdáis el vídeo con los créditos, que te dan una pequeña idea) Como lo está Paper Chapman, personaje protagonista de la serie que ingresa en prisión por (¡alerta, pequeño spoiler, salta de párrafo!) pasar dinero de la droga por un aeropuerto. Ella, con su vida de niña bien que ha montado una empresa de jabones con su amiga del alma y está apunto de casarse con su cariñosísimo novio… le llega la sentencia del juicio 10 años después de cometer el delito. Así es la vida, y así es Orange is the New Black, porque es es una serie… pero el argumento es real.

Imagen de la promo de Orange is the New Black
Los personajes principales de la serie: el guarda, la cocinera,… y Paper en el centro

Orange is the New Black, basada en hechos reales

Tanto he pensado en lo realista que me parecía la experiencia de la niña bien en la cárcel que me encantó constatar que era una experiencia real, basada en el libro del mismo nombre Orange is the New Black (acertadísimo, por cierto) que Paper Kerman escribió subtitulado como Mi año en una prisión de mujeres.

La serie no me da tregua a acomodarme. Cuando parece que le tengo pillado el tranquillo a la cárcel, me asalta la realidad que se cuece entre sus muros y me pone en el sitio. Como a Paper. Ella me lleva de la mano – cosas de la empatía –. Cansada de tanto truco efectista en Agents of Shield y defraudada con The Americans, seguir Orange is the New Black ha recuperado mi confianza en las series. Me gusta el golpe final, como un portazo en el último segundo de cada episodio, que te deja con ganas de más mientras escuchas la música de los créditos (siempre distinta, como en Girls).

Publicidad

Tengo que destacar el papel de todas las actrices de la serie. Todas. Porque te las crees: cuando miran, cuando se mueven, cuando amenazan… Y alabo el papel de los guionistas, que dan pinceladas de la vida de todas ellas con algún feed back sin darte todos los datos, para que saques tus propias conclusiones, para que las conozcas poco a poco. En ocasiones pienso que para que las comprendas, o que las juzgues, que hagas lo que quieras… pero que sigas queriendo “ir a visitarlas” cada semana.

Os dejo los créditos de la serie. Son muy buenos, porque cumplen su función como créditos tanto que a mí no me gustaron nada la primera vez que los vi, me molestabam esos primeros planos… y ahora me encantan, como me encanta la canción que los acompaña You’ve got Time de Regina Spektor

Así que ya sabéis… sed buenos. Porque si no lo sois podéis acabar en la cárcel. Y eso no es de risa, aunque a veces Orange is the New Black sí lo sea 😉

Imagen de la serie: Canal Plus

Publicidad

1 comentario
  1. […] ¿Quieres leer una recomendación de otra serie de éxito? […]

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More

Privacy & Cookies Policy