La serie Girls: sucia, desvergonzada y divertida

10

Descubrí Girls por causalidad. Un anuncio en televisión que reproducía un diálogo y quedé atrapada. Me pareció desvergonzado y realista, políticamente incorrecto (me encanta, en la época de lo políticamente correcto, de todo lo político en general). Así que la puse a grabar. Es lo que tiene el iPlus de Canal Plus, le dices te gusta alguna serie y él solito te la graba entera. Y si la programas desde la mitad, te busca los capítulos que no has visto, y también te los graba. Y así fue como vi yo la primera temporada de la serie Girls. Empecé por la mitad, y me reí mucho. No sabía nada de la serie, de los personajes, así que en cada capítulo entraba en sus vidas a saco. Luego, he descubierto que la serie es también un poco así, a saco. Te cuentan algo sin entretenerte con una introducción, y la acción se acaba en un punto, que no tiene por qué coincidir con el desenlace.

Soshanna y Marnie en la serie Girls
Soshanna y Marnie hablando de la virginidad de la primera…

Los personajes de Girls

Como una antítesis de Sexo en Nueva York, los personajes de la serie Girls enseñan sus imperfecciones casi a cada capítulo: miedos, fobias, defectos… Su vida es real, tocando temas como el trabajo, el paro, cómo llegar a fin de mes y, por supuesto, las relaciones personales.

Los personajes de Girls son excéntricos. Al principio te encoñas con Hana (Lena Dunham), hasta que te cansas de verle el culo (que me lo expliquen los guionistas, léase la propia Dunham…, ese interés creciente por enseñarlo). Y te cansas de su afán provocador. Pero es graciosa, y sincera. Con Marnie (Allison Williams) te pasa justo al revés, te pone nerviosa por perfeccionista hasta que descubres su lado más salvaje (su rollo con Jessa, su apretón con Elijah, su aguante en una performance…). Jessa (Jemima Kirke) es… divina. Tan exótica, tan provocadora como quien no lo es. Y Soshana (Zosia Mamet), tan pardilla, tan pija y tan virgen.

Los chicos merecen mención aparte, cada uno con sus nueras, dando el contrapunto perfecto a las chicas.

Créditos de cabecera de la serie

Publicidad

Qué me gusta de la serie Girls

  • Los créditos de cabecera, impresos cada vez en una combinación de colores distinta (en la imagen, azul celeste sobre negro) en el arranque de los episodios, y que cada uno acabe con una música distinta (puedes oir algunos temas aquí), que siempre te deja pensando unos segundos más sobre lo que ha pasado, un poco como pasaba en Mad Men.
  • Los diálogos, un tanto herederos de los de Woody Allen, donde las frases se superponen o se cortan favoreciendo el realismo, pero con un tono más grosero.
  • La sinceridad: las casas no están en orden, la ropa no sienta como un guante, y las personas a veces dicen lo que no tienen que decir y van donde no deben ir. A veces eso crea situaciones confusas, desagradables, pero sabes que antes de que acabe el episodio te habrás reído una última vez.
La antítesis de Sexo en Nueva York ¿que no?

Con la serie Girs me río como me río con las pelis de Almodóvar, de puro asombro. Por deslenguada, a veces por cruda. Cuando la serie ha empezado a cargarse con eso, con crudeza (inolvidable el rollo con el ex-yonqui) nos asalta un episodio donde Hana vive un cuento de hadas, como una cenicienta urbana que vuelve a un mundo limpio, en orden, amable, sin excesos. No sé si ese tono se mantendrá, lo que sí sé es que no es una serie de las que se acomodan, y son precisamente esos giros los que hacen que desees que haya un nuevo episodio grabado cuando enciendes la tele por la noche.

¿Un vistazo a Girls? Pincha aquí

[widget widget_name=”avia_newsbox” widget_class_name=”newsbox” title=”También te gustará” count=”3″ cat=”19″ excerpt=”show title only”]

Publicidad

10 Comments
  1. Susana says

    ¡¡A mi también me encanta! Es lo más raro y desconcertante que he visto desde Black Mirror, aunque no tienen nada que ver.
    Me quedo loca con el tarado del orejas novio de hanah en la primera temporada. Es tan repelente como hipnótico.
    Y sí, lo de los títulos de crédito es genial, y sí, otra vez, ¡¡que lena deje de esneñar el culo, pordiosssss!!! No es porque esté gorda, es que está muy mal hecha!!
    Besos.
    P.D. Amunt Marnie!

    1. Pau says

      De acuerdo total, Susana, ostras, es que dices un montón de cosas que pienso de Girls pero no he añadido al post por no hacerlo muy largo, como lo de Adam, el novio de Hana, es verdad que da grima, pero estás deseando que ella vuelva a su apartamento una vez más. ¿¿¿Por qué??? Y por supuesto lo de el cuerpo de Hana, ja, ja.
      Me alegro que saques el tema de Black Mirror, ¿has visto la segunda temporada? Pues chica, con lo que me alucinó la primera temporada, a la que califiqué como sorprendente, excelente, etc. esta segunda temporada me ha decepcionado bastante. Contaba con que no me sorprendiera, pero es que los temas tratados no me han parecido transgresores, ni me ha parecido que nos mostrasen un futuro “posible” ya que no me hizo dudar, no me dio miedo (bueno, el tercer capítulo un poco…). Bueno, de momento seguimos esperando a la siguiente de Sherlock, al que dejamos muerto… o no.
      Besos!

  2. nikana says

    De entrada dejar claro que me gusta mucho la seríe, pero: ¿alguien puede aclararme por qué en todos los capítulos aparece un desnudo de Hana? ¿para cuando uno de Marnie…? 😉

    1. Pau says

      Ja, ja, estoy segura de que lo preferiríamos todos, chicos y chicas! El otro día leía una crítica a la serie y se quejaban de lo mismo, o sea, no tanto de la ausencia de ropa como de centrar tanto la atención en Hana, más en cada capítulo. Y estoy de acuerdo, los otros personajes son tan interesantes, no puedo decir cuál me gusta más de las chicas, porque de cada una adoro sus puntos, pero por ejemplo Elijah (ex-novio gay) y Thomas-John (ex-marido de Jessa, con unos padres memorables, con una escena en su apartamento con Jessa y Marnie inmejorable…) son personajes con un potencial bestial. Desde aquí animo a Lena Dunham como escritora de la serie a que enriquezca y diversifique un poco más la serie, que tiene un filón!
      Gracias Nikana, nos vemos por aquí…

      1. nikana says

        Si Pau, a Hana ya la tenemos muy vista, a ver si es verdad y diversifican… ;))

    2. Susana says

      Pues si esperas un desnudo de Marnie, Nikana, no sé yo si lo verás, porque hasta en la escena del mediopolvo con Elijah no para de taparse el pecho con los brazos. Lonoté porque mi chico también estaba esperando que Marnie se quitara algo después de tanto despelote gratuito de Hannah y se quedó con las ganas. Algo tendrá la guapa en su contrato…Ja,ja,ja.
      Y no, Pau, aún no he visto Black Mirror season 2, pero creo que me gustó tanto la primera que aun a pesar de tus comentarios lo intentaré con el primero, a ver qué tal.
      Besoss

      1. nikana says

        Susana, coincido con tu chico, vi la escena y me dije, ¡hoy si!, pero ella estaba más pendiente de taparse que de la situación, que no tenia desperdicio.

  3. Pau says

    Chicooos!!! Cómo si la propia Lena Dunham nos hubiese oído, no os perdáis la serie Girls a partir del capítulo 8: los chicos toman posiciones, a Marnie le desaparece el suelo bajo sus pies,… Sólo nos falta tapar un poco a Hana, ja, ja… todo llegará!

  4. […] en mi opinión. No soy una experta en series, sólo soy una seriéfila. Pero como ya apuntaba en aquel post sobre Girls , corría peligro de cansarme del culo de Lena Dunham. Y me cansé. No en la primera temporada, me […]

  5. […] agradable a disfrutar de la brisa del mar en Patacona playa ante una deliciosa carrot cake. ¡Ni en Sex in the City son tan glamurosas! Además, en su carta figuran los alérgenos que contienen sus platos. ¡todo un […]

Leave A Reply

Your email address will not be published.