vehículos de inversión, un futuro de éxito financiero

0

El otro día estaba tomándome un café con mi mejor amiga y tuvimos una conversación que me sorprendió. Me contó que ha empezado a invertir y que gracias a un buen asesoramiento en los mejores vehículos de inversión, está viendo crecer su dinero como por arte de magia.

Evidentemente, no me lo podía creer, y pensé: “yo también quiero, pero… ¿por dónde empiezo?” Bien, según me contó ella, esta sensación es más común de lo que parece. Y es que, con un montón de opciones disponibles (proyectos de inversión inmobiliaria, acciones, obras de arte…), la tarea de elegir la inversión adecuada puede parecer abrumadora. Entre tazas de café y risas, aprendí muchos trucos útiles sobre los vehículos de inversión, ¡y hoy te los vengo a contar!

¿qué son los vehículos de inversión?

Los vehículos de inversión son herramientas estratégicas del mundo financiero, diseñadas con el propósito específico de dirigir el capital de los inversionistas hacia distintas clases de activos. A diferencia de la típica inversión en la bolsa de valores, estos instrumentos ofrecen una amplitud de opciones. Y es que, van más allá de las acciones y bonos, brindando a los inversionistas la oportunidad de diversificar sus portfolios.

Estadísticas de indicadores de vehículos de inversión

¿Qué vehículos de inversión existen?

Los vehículos de inversión cuentan con una cantidad muy amplia de opciones a explorar. Algunas de estas opciones son:

Publicidad

  1. Acciones. Comprar acciones de empresas específicas implica poseer una parte de esa compañía. Los inversores pueden beneficiarse de la apreciación de las acciones y, en algunos casos, recibir dividendos.
  2. Fondos comunes de inversión (FCI). Básicamente, se trata de fondos gestionados por profesionales en los que los inversionistas depositan su capital. La principal ventaja es que obtendrás una cartera diversificada sin tener que gestionar las inversiones.
  3. Exchange traded funds (ETF). Los ETFs son cajas que contienen una variedad de activos, como acciones o bonos, y se compran y venden en bolsa, al igual que las acciones individuales. Estos fondos están diseñados para seguir el rendimiento de un índice, un conjunto de activos o un sector específico.
  4. Bonos gubernamentales. Este es uno de los vehículos de inversión más seguros que hay. Los inversores prestan dinero al gobierno y, a cambio, reciben pagos de intereses periódicos y la devolución del principal al vencimiento.
  5. Metales preciosos y otras materias primas. Si quieres protegerte frente a la inflación, la inversión en oro, plata u otros metales preciosos es como un refugio seguro en tiempos de incertidumbre.
  6. Bienes raíces. Invertir en bienes raíces implica adquirir propiedades con el objetivo de obtener ganancias, por la apreciación del valor de la propiedad o de los ingresos generados por alquileres. Esta forma de inversión proporciona estabilidad y, a menudo, una fuente constante de ingresos. Además, el crowdfunding inmobiliario permite participar en proyectos inmobiliarios con inversiones más pequeñas, ofreciendo diversificación sin la necesidad de comprar una propiedad completa.

Inversiones inmobiliarias: una opción cada vez más popular

Si buscas un vehículo de inversión seguro y con una altamente rentable, la inversión inmobiliaria se presenta como una opción cada vez más atractiva. Y es que, España es uno de los países favoritos para invertir en vivienda, debido, principalmente, a su altísima rentabilidad. En regiones como Gandía, en la costa mediterránea, la rentabilidad puede superar el 9.5%, una cifra significativamente superior al rango considerado como buena rentabilidad, que generalmente oscila entre el 4% y el 7%. Por lo que es, sin duda, uno de los vehículos de inversión favoritos.

Pero, ¿por qué España? Bien, esta alta rentabilidad que ofrece el mercado de bienes raíces español no solo se aprecia en las cifras, sino también en factores como la estabilidad del mercado, la demanda sostenida y el atractivo turístico de múltiples regiones. Estas condiciones crean un entorno propicio para aquellos inversores que buscan un equilibrio entre seguridad y rendimiento. Además, para los inversores extranjeros, es una buena opción para obtener la golden visa.

Nuevos horizontes: crowdfunding inmobiliario

Más allá de las formas tradicionales de inversión inmobiliaria, el crowdfunding ha surgido como una opción revolucionaria. Este modelo permite a inversores individuales ser parte de proyectos de bienes raíces con aportes más pequeños, democratizando el acceso a oportunidades que antes podían ser inaccesibles. Estos proyectos pueden ser para la compra de una casa o edificio, para la reforma integral de una casa que posteriormente se alquilará… Entre otros muchos.

Sin embargo, y como en todo, debes contar con conocimientos en la materia para saber cuándo es el momento y cómo invertir. Si no es tu caso, una excelente opción es contar con gestores inmobiliarios expertos en la materia, como es el caso de MORE (Mediterranean Opportunities in Real Estate).

Por tanto, te recomendamos que consideres los vehículos de inversión como una de tus preferencias para diversificar tu cartera. ¡Empieza el camino a un futuro de éxitos!

Publicidad

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More

Privacy & Cookies Policy