Viajar a Roma. Una escapada de 5 días

3

Si París es la ciudad del amor, Roma es la ciudad eterna. Eterna porque podrías pasar días, semanas, meses! y no acabarías de descubrirla por completo. Vale, creo que lo de eterna no iba por ahí, pero es que a la hora de viajar a Roma, la oferta de arte, la lección de histora, la confluencia de culturas, la hacen inabarcable. Hoy te proponemos una escapada de 5 días a Roma, en la que verás un poco de todo, lugares turísticos y escondidos, placeres culinarios típicos y más originales, paseos “eternos” y pequeñas excursiones urbanas. Para que vuelvas de allí con la sensación de haber visto y vivido Roma.

Qué ver en Roma en 5 días

Día 1:

Si es tu día de llegada, te recomendamos que después de descansar te acerques a la Fontana de Trevi al atardecer. Está muy animada y podrás merendar un delicioso helado en Giolitti, la mejor heladería de Roma. No trates de emular a Anita Ekberg en la Dolce Vita o tendrás que vértelas con los carabinieri. Lo que sí puedes es lanzar una moneda a la fuente pidiendo un deseo… ¿que qué piden todos? ¡Pues volver a Roma, claro!

 

Vista de la fuente

Para cenar, callejead un poco hasta la Via Genova, 32 y encontraréis la que presume de ser la pizzería más antigua de la ciudad, regentada por la misma familia desde hace 4 generaciones, y a precios de la primera generación 😉

Y a dormir pronto, que mañana nuestra visita a Roma nos lleva al Vaticano.

Día 2

Aseguraros de llegar con vuestras entradas al Vaticano. Si no, la cola os hará perder horas que podríais aprovechar dentro del recinto. Para llegar al Vaticano os recomendamos que cojáis un transporte público con el que podáis empaparos de la arquitectura de la ciudad: sus fachadas rosa, las ventanas verdes…, hasta la Piazza de San Pedro. Es imponente. En el Vaticano son imprescindibles las Stanze de Rafael y la Pinacoteca. Y, por supuesto, la Capilla Sixtina.

Bóveda con pinturas de Miguel Ángel

Si estáis con ánimo, podéis hacer la cola para subir a la cúpula de la Basílica. Si no, como mínimo tenéis que entrar a la Basílica y comprobar que al viajar a Roma, la escala a la que están hechas las cosas no es humana, por grande debe ser divina.

Parad a ver la Piedad de Miguel Ángel, la que tiene alma, la que no es como las reproducciones que encontraréis allí mismo y en otros lugares de Italia.

Para completar un día excelso, acercaos al hotel Quirinale a la hora de cenar. Su restaurante Rossini, con recetas que el famoso músico dejó para la posteridad, os ofrecerá una cena deliciosa en el jardín, acompañados al piano… un lujo para todos los sentidos.

Día 3

Empezamos el día con una experiencia sublime, la vista al Panteón, el edificio mejor conservado de la antigua Roma, tiene una cúpula espectacular. Te recomendamos que te lleves contigo una buena dosis de paciencia. La entrada es libre, pero tienes que tener en cuenta algunas cosas. Puedes encontrar una buena cola de gente para acceder, y además en horario de misa no se puede visitar y hacen misas a todas horas (no lo olvidemos, estamos en Roma). Pero cuando entras y ves esa grandiosidad, esa cúpula, ese suelo… se te olvida si has hecho cola o en qué época vives. Trata de captar y absorver todos los detalles, tienes poco tiempo hasta que vuelvan a cerrar, ya sabes, para la siguiente misa. Cierra a las 19:00 horas

Luz entrando por la ventana de la cúpula

Publicidad

Para compensar las visitas a contrarreloj, un paseo hasta la Piazza Navona. Rodea su fuente, admira sus detalles y tómate un capuccino en alguna de sus terrazas. Y si es hora del apertitivo, haz lo propio y luego acércate a comer a Obika (Piazza di Firenze – angolo Via dei Prefetti) un mozzarella bar tranquilo, moderno y rico-rico.

Por la tarde después de un merecido descanso en el hotel,  recorre la milla de oro de Roma asomándote a las boutiques de la Vía Condotti y Vía Veneto. Y descansa de tanto glamour en los escalones de la Piazza de España. Te recomendamos la vista panorámica desde arriba donde, si tienes suerte, habrá abierto un puesto callejero de helados y bebidas, para reponer fuerzas.

Puesto ambulante que te encontrarás al viajar a Roma

Día 4

Hoy toca madrugar; nos vamos al Coliseo. Elige la cola más pequeña 😉 en la que por pocos euros te darán una audioguía y entrarás rápidamemte al interior. Es  famoso por ser la casa de los gladiadores, que luchaban para un público que llegaba hasta las 80.000 personas. Déjate llevar por los rincones con la guía y llévate un bocado de historia contigo. Si miras a la arena oirás rugir a las fieras y al público gritar… De allí tienes un paso el Foro Romano, otro bocado de historia. Y aún tendréis tiempo de acercaros a ver el imponente y majestuoso Moisés de Miguel Ángel, a los pies de la ridícula escultura que éste dedicó al Papa Julio II en su mausoleo.

Para comer, podéis cruzar el río Tíber y visitar el barrio del Trastevere. En nuestra opinión, el barrio tendrá mucho charming de noche, pero a la luz del día pierde bastante… en cualquier caso podréis encontrar alguna trattoría donde reponer fuerzas y disfrutar a base de pasta fresca, en la zona hay una buena oferta de este tipo de locales.

Puente sobre el río Tíber

Por la tarde os recomendamos un agradable paseo por el Palco della Vila Borghese, tranquilo y frondoso. La zona es una buena excusa para ir de tiendas y ver los lujosos hoteles Excelsior y Marriot. Y si ya estáis saturados de pasta, antipasti y pizza, una buena opción para cenar es el Hard Rock Café de la Vía Veneto, a ver quién se atreve con el Legendary Burger de 10 oz.!!!

Día 5

Tras visitar estos días los monumentos y colecciones más turísticas de Roma, hoy vamos a descubrir una pequeña joya escondida entre sus calles: San Carlo alle Quattro Fontane, una pequeña obra maestra del barroco y junto a la iglesia, en el chaflán las cuatro estatuas que le dan nombre.

Cúpula barroca con formas geométricas

Y con el corazón lleno de arte, cultura y buenos homenajes gastronómicos nos despedimos de Roma hasta la próxima escapada, en la que veremos “otra” Roma, y otra… ya lo decíamos, a la hora de viajar a Roma, la ciudad es eterna.

Consejos para viajar a Roma

  • Escoge un hotel céntrico. Podrás ver cantidad de monumentos importantes dando un paseo. Olvídate del Trastevere para alojarte, que ya no tiene el encanto de las películas de los 50s
  • Compra tus entradas para el Vaticano desde el país de origen, las colas para entrar son infinitas
  • Escoge visitas guiadas siempre que puedas, aunque sea un audioguía. Le sacarás más partido a la visita y en muchos casos, como en el Coliseo y el Foro, no harás cola para entrar
  • No vayas en agosto. El calor es insoportable y muchos comercios y restaurantes están cerrados.
  • Debes llevar una buena Guia de Roma, te recomendamos el Planoguía de Roma de Ediciones B, te organiza la ciudad por barrios con planos desplegables (de tamaño correcto) y es ideal para programarse.
  • Los museos están cerrados los lunes. Y muchos disponen de entrada gratuita el primer domingo de cada mes.
  • Muchas de las visitas son lugares a sagrados, debes vestirte apropiadamente. Hay indicaciones de qué ropa usar en cada lugar, pero en general recuerda que debe cubrirte rodillas y hombros.
  • En nuestras visitas a Roma nunca hemos tenido problemas. Pero mantén las precauciones básicas de seguridad. Objetos de valor ocultos, no lleves grandes cantidades de dinero en efectivo y usa taxis oficiales.
  • Hidratarse es fácil, puedes beber el agua que sale de los grifos de las fuentes sin ningún problema, así que sólo tienes que llevar  contigo una botella de agua para ir rellenándola.

Ilustración de furgoneta ambulante de Juan Díaz Faes. Imagen de San Carlo de Wikipedia.

Si vas a viajar con niños, consulta nuestro artículo con más ideas.

Publicidad

3 Comments
  1. Susana says

    Gracias, gracias y gracias. Me lo voy a empollar palabra por palabra para cuando todo este follón del papa haya pasado, vuelvan a abrir a los turistas la Capilla Sixtina y pueda por fin hacer una escapada romántica a esta ciudad maravillosa.
    Un beso.

    1. Pau says

      Claro, no pierdas oportunidad de visitar Roma, a ver si ya se aclaran los del clero y puedes viajar allí. Y si tienes cualquier duda, aquí nos tienes para hacerte una recomendación. Besos Susana!

  2. […] El año pasado publicamos un artículo, en el que relatamos cómo disfrutar de 5 días en Roma. Nuestra recomendación es la misma que en Londres, niños mayores de 7 años para que los carritos y las comidas no os frenen. Aquí tienes nuestro artículo Roma en 5 días. […]

Leave A Reply

Your email address will not be published.